El juramento de Hipócrates   Leave a comment

Imagen del Maestro

“Las  diferentes  partes  del  organismo  que  cumplen  una  función,  para mantenerse  sanas  deben  ser  utilizadas  y  ejercitada  con  el  trabajo,  de manera   que   se   mantienen   bien   desarrolladas   y   envejecen   más lentamente. En cambio, si no se utilizan, se convierten en enfermizas, su
desarrollo no es óptimo y envejecen antes de tiempo”   

HIPÓCRATES  (460-370 a.C.) 

La historia es un eterno juego de teléfono descompuesto, e intentar  aproximarse a la realidad de hace dos milenios puede ser un enredado laberinto.  Pero intentémoslo.  Grecia, ca. 460 a.C.

Pericles llega al poder en Atenas. Con él da inicio la época dorada de la cultura griega y por esa época nace Hipócrates, el futuro padre de la medicina.

Algunos historiadores se niegan a creer que Hipócrates existió, y afirman que en realidad fueron varios médicos los que escribieron el compendio de más
de 50 escritos —entre ellos:

«De la antigua medicina»,

«Sobre el aire, el agua y la posición»,

«Acerca de la enfermedad sagrada»,

«Sobre la dieta»,

«Aforismos de Hipócrates»  y

«Sobre la naturaleza humana»

— titulado Corpus Hippocraticum, que  podríamos describir como la primera enciclopedia médica de la Antigüedad.

Por otro lado, quienes defienden su existencia afirman que nació en la isla de Cos y murió en Larissa —ambas pertenecientes a la actual Grecia—, y le atribuyen el famoso juramento, que, aunque modificado, sirve como precepto ético de la profesión hasta hoy en día.

El juramento se hacía por los dioses del Olimpo, y requería comprometerse a cumplir con las siguientes reglas, so pena de atraer la fatalidad y la mala suerte:

  • Fijar el régimen de los enfermos del modo que le sea más conveniente, evitando todo mal e injusticia.
  • Aquel que contribuye con la formación del alumno de medicina, adquiere la misma estimación que sus padres, y a su vez se adquiere el compromiso de enseñar a los hijos del maestro si se le solicita, sin pedir ningún tipo de remuneración— quizá éste sea el origen de la tradición de no cobrar una consulta a ningún familiar de otro doctor.
  • Se prohíbe otorgar veneno, practicar la eutanasia o no hacer todo lo posible por mejorar la salud del paciente, así como también facilitar el aborto.

Compartido por:  Webmaster

Anuncios

Publicado 12/04/2012 por estudilloestrada en Medicina, Salud

Etiquetado con , ,

Por favor, deja un comentario ..

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: